Odisea

Texto de la exposición Artistes de la Casa Velázquez. Carla Nicolás, 2019

1. El arte es un acto intencional.

1.A. Intencional indica la necesidad de que el proceso tanto de su producción como de su recepción sea entendido como un acto articulado en el que sus actores operan de modo consciente. Especialmente, en relación a los procesos de dotación de significado, esto es, de construcción de un relato de sentido.

2.A. En una segunda acepción, la intencionalidad se refiere a la capacidad de la mente “para relacionar el organismo con el mundo por medio de estados mentales tales como la creencia o el deseo, y especialmente a través de la acción o la percepción” (Searle 1992, 13). Estos estados mentales representacionales implican el estar en el mundo del sujeto, la capacidad de conectar nuestra imaginación con el entorno físico, nuestra capacidad de encarnarnos.

3. Este estar en / representar el mundo siempre se manifiesta como “una subjetividad, un modo peculiar de concebir las cosas, una interioridad” (Moya 2006, 21). Esto es, esta capacidad de referirnos a lo real es perspectivista.

4. Ese mundo que referimos debe incluirnos en el relato.

5. Nuestra conciencia se define en ese estar en/representar el mundo. Así, “depende de la emergencia de una capacidad semántica y, en último término, del lenguaje” pudiendo “por medio del intercambio de símbolos (…) crear narraciones, ficciones, historias”. (Edelman 2000, 251)

6. “Así pues, construimos una historia que nos define a nosotros mismos, organizada alrededor de una especie de punto luminoso de autorrepresentación. El punto no es un yo, por supuesto; es una representación de un yo” (Dennett 1995,439) A partir de este “centro de gravedad narrativa” construimos el relato que llamamos autobiografía.

7. Así, el yo se encarna en el mundo como narración, como temporalidad cambiante, como drama, ordenando su pasado y proyectándose en el futuro. De este modo, “no debemos concebir el hombre como una totalidad, sino como un conjunto de disposiciones en sucesión. (…) Mi yo es una historia, nunca un hecho; no puedo conocerme sino investigando las disposiciones que fui y soy” (Espinosa 2005, 27).

8. El arte entendido como acto intencional hace del proceso de estar en / representar el mundo su lugar y, en ocasiones, ubica la biografía y su odisea, el despliegue de su relato, en su centro.

 

Referencias.

– Dennet, D. 1995. La conciencia explicada. Barcelona: Paidós.
– Edelman, G. D. & Tononi, G. 2000. El universo de la conciencia. Barcelona: Editorial Crítica.
– Espinosa, M. 2005. Asklepios. El último griego. Siruela: Madrid.
– Moya, C. 2006. Filosofía de la mente. Valencia: Universitat de València. Servei De Publicacions.
– Searle, J. 1992. Intencionalidad, Madrid: Tecnos.

 

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com